dijous, 15 de gener de 2015

musa anónima 99



Baila; baila, hermosa, baila. Desnuda el alma y vuela, allí donde cisnes y patitos feos se encuentran para intercambiar fotogramas y cocinar extraños platos instantáneos de exóticas combinaciones. Baila, y destroza caretas, escudos y armaduras. Desafía la realidad, combate a los Hombres Grises y abre las puertas de la segunda dimensión. Baila, y escápate de la Gran Mentira. Baila, y saborea, ni que sea por unos segundos, el menú degustación de tu libertad enjaulada.