dijous, 28 d’octubre de 2010

musa anónima 65





Me he dado cuenta de que me acabé creyendo que no creo en el amor. Y es por culpa de esos ángeles que no existen y levantan la tapa de mis fantasías para dibujar historias que nunca llegaré a vivir. Porqué la realidad no estará nunca a la altura de mi imaginación...





dissabte, 23 d’octubre de 2010

Alexandra






En otoño, las musas desayunan con diamantes y adoptan tonos marrón. Parecen inexpresivas porqué solo sonríen hacia adentro. Funden el horizonte con miradas perdidas a un punto inalcanzable para los pobres mortales. Y te derriten como un flan con susurros que convierten tus oídos en el punto más erógeno de esta ciudad sodomita...






dilluns, 18 d’octubre de 2010

Belén


Porqué el magnetismo puede ser mucho más erótico que la talla del sujetador...






divendres, 15 d’octubre de 2010

Musa anónima 64




Lo más insoportable de estar solo es echar de menos las complicidades ajenas





dimecres, 13 d’octubre de 2010

musa anónima 63




Lo que más jode del invierno es que las camas vacías están mucho más frías...





dimecres, 6 d’octubre de 2010

Gloria




Las luces ténues acentúan las sonrisas más luminosas. Las miradas en escorzo son ladronas de caricias imposibles de no dar. Y los rojos y caobas llevan irremediablemente a la intersección de esa perpendicular que desearías abierta hasta el amanecer...





dilluns, 4 d’octubre de 2010

Musas anónimas 61 y 62




En la comunicación interpersonal, la intención del emisor puede diferir mucho de la percepción que quiera darle el receptor. Y las percepciones entre distintos receptores pueden ser diametralmente opuestas. Y no sé ni la intención que tuvo en su día el fotógrafo, ni la que tendréis el resto al ver esta imagen. Pero a mí me parece maravillosa. Por pura estética. Por lo que desprende. Y por cuestiones más obviamente anatómicas. Y cada cerebro que le dé el grado de perversidad que prefiera...