dimecres, 17 de novembre de 2010

musa anónima 68




Cuando llega el frío, no hay como la calidez de unos ojos soplete con rayos infrarrojos para ver dentro del edredón, en una apnea directa a mundos de gozo y humedades...





7 comentaris:

Chocolat Soul ha dit...

Como me gusta la sensación esa dentro del nórdico calentito que te giras y retuerces agusto... y si encima es en buena compañía aquello ya se eleva a límites hedonistas.

moonlight ha dit...

aix, cada matí quan trec la punta del nas pel nòrdic i noto el fred, seguiria dormint tot el dia, jeje

dEsoRdeN ha dit...

100% de acuerdo, chocolat. La putada son los días que hay que levantarse pronto, en ese preciso momento en que suena el despertador y hay que sacar la mano al gélido mundo exterior para apagarlo... :S

Ja en som dos, moonlight!! :)

Shang Yue ha dit...

lo de los infrarojos bien, lo malo es que no se dormir

ni dejar dormir

dEsoRdeN ha dit...

Eres perro del hortelano entonces, Shang Yue?

Raquel ha dit...

y encima buscas la canción perfecta

dEsoRdeN ha dit...

¿Por qué conformarse con menos, raquel?