diumenge, 24 de juliol de 2011

Amy



Hoy ha sido un día triste para el dEsoRdeN. Se va habiéndonos regalado muy pocas dosis de su enorme talento, víctima de sí misma y de una prensa terrible y sin ningún tipo de escrúpulos. El estúpido club de los 27 ya tiene un miembro más. Un precio quizás demasiado alto para convertirse en leyenda tan pronto. No hacía falta correr tanto, Amy...