dimarts, 17 de gener de 2012

musa anónima 91




Hoy no quiero musas transcendentes; hoy prefiero musas sonrientes