dissabte, 16 de juny de 2012

Bracha




Si hay un encanto al que me cueste resistirme, es al de la frescura, el descaro y la espontaneidad. ¿Verdad que sí, Nordil...?