dimecres, 2 de setembre de 2015

Musa(s) anónima(s) 104(s)



...y es en mi imaginación donde me vengo de todas las que no me quisisteis;

o donde conquisto a las que sí lo hicisteis sin que yo, estúpido de mi, me diera cuenta...


8 comentaris:

Raquel San Nicolás ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Raquel San Nicolás ha dit...

Es ahí donde verdaderamente existen las vidas que no hemos podido llegar a tener y vivimos como no pudimos llegar a hacerlo. Y nos comportamos de manera que se borran todos los autoreproches.
Y decimos todo lo que a nuestra mente no se le ocurrió, porque no tuvo el tiempo suficiente para reaccionar en el momento apropiado. Y gritamos, si hace falta. O todo lo contrario. Hacemos todo lo que querríamos hacer.

dEsoRdeN ha dit...

Es así; y es terriblemente triste...

Amapola Azzul ha dit...

En la imaginación todo es posible.
Besos.

dEsoRdeN ha dit...

Adoro la imaginación, Amapola Azzul...

mordiscos

dEsoRdeN ha dit...

Adoro la imaginación, Amapola Azzul...

mordiscos

Amapola Azzul ha dit...

Me pasa igual que a ti.
:)

Besos.

dEsoRdeN ha dit...

Imaginemos, pues...