dimarts, 27 d’abril de 2010

Evan-Rachel




Mira que el arquetipo de Barbie no me gusta demasiado, pero es cierto que las caras aniñadas me ponen bastante. Supongo que no soy nada original en ese sentido, encontrando excitación a rostros que supuran ingenuidad, inexperiencia, ternura o descaro inseguro. Pero, como en todo lo que compete a la belleza y sensibilidad de cualquier tipo, el cerebro lo tiro a la basura y dejo rienda suelta a la intuición, las emociones y el deseo. Esencia 100% dEsoRdeNada...