dimecres, 21 d’abril de 2010

Musa anónima 41





Que sí, que sí; que soy hombre, y por naturaleza me pongo tontísimo ante unas buenas curvas, unos buenos pechos, un buen culo, unos labios mulliditos... pero si de verdad hay algo que me desarme y me embobe del cuerpo de una musa son unos ojazos claros y penetrantes que me desnuden el alma y me dejen temblando las vísceras






5 comentaris:

moonlight ha dit...

t'entenc perfectament... els ulls clars són la meva debilitat!!!

Chocolat Soul ha dit...

Cachis... entonces con mis ojos color miel no conseguiré ligarte? Vaya por Dios... Oye, que como la de la foto tb llevo tatus... ¿No sirve, no? xDDD

dEsoRdeN ha dit...

Uf!!! És que... cóm resistir-s'hi, moonlight? :S

Jeje, chocolat. Si lees bien lo que digo, que no consigas desarmarme con los ojos no quiere decir que no lo pudieras hacer de otra manera, ojos de miel... ;D

ardilla ha dit...

Los ojos claros están sobrevalorados.

dEsoRdeN ha dit...

No estoy NADA de acuerdo con esa afirmación, ardilla! :P